domingo, 1 de julio de 2012

De cotidianidades #1

Ingesu! a desempolvar el teclado se ha dicho. Desde hace años que no tengo celular, ni tengo televisión, sólo hay una en mi casa y la tienen mis padres en su recamara, así que el hastío de las elecciones en internet mi refugio, me da el empujoncito para escribir.
Éstos últimos dos años mi vida a dado giros y giros, aunque el cambio de gobierno federal hace temer mi futuro en una dependencia, me he anticipado a  los hecho y desde hace unos meses  comencé a explotar una de mis habilidades escondidas y sorprendentes; la repostería! y justo hoy hice un pastel que me han solicitado:
La verdad es que éste pastel fue un invento que hice primero de regalo a una amiga y ha gustado mucho; pero debo ser sincera,  me da mucha satisfacción cuando tengo el dinero de los pasteles en mis manos, pero es mayor la satisfacción cuando me dicen cuanto les gusto lo que yo preparé.


Desde hace ya muchos fines de semana yo solía destinar mis sábados a estar con mi querido novio y a hacer reuniones sociales de amanecidas seguras, pero ya no es así, el trabaja los fines en un antro, y es muy feo para mi, porque ahora ir al antro es cómo una especie de obligación; lo único agradable de salir tooodos los fines al mismo lugar es que puedo ver a amigos que quiero mucho mucho, al pulpo que cada que se le pasan las copas comienza a enseñar técnicas de sometimiento, y a Poli, que es el mejor amigo de mi novio y dice que no me quiere, pero yo sé la verdad... si me quiere; lo  malo es que es de esos antros feos que se reservan el derecho de admisión y debo peinarme  y hacer  uso de la vanidad, y cuando es muy seguido, mi pelo todo quemado demanda que pare.




Entre lo que paro y no paro, voy haciendo conciencia de lo rápido que va la vida y si nos paramos a descansar o miramos hacía atrás nos deja. Ya me agarró la media noche y aunque no son las que quisiera, unas sábanas me llaman a descansar, ya para mañana saber el color de nuestro nuevo presidente y preparar una entrada más corta, las largas me dan flojera de leer. Buenas noches.