jueves, 6 de diciembre de 2012

Sí, pero ahorita no.

¿Cuando es "suficiente"?, es una decisión propia,  hay parámetros públicos, si los adoptamos se corre el riesgo de que nos "falte o "nos sobre". El "suficiente", el "basta", "el hasta aquí" se determina según lo que necesitamos, lo que nos gusta, lo que queremos, pero sobre todo lo que no queremos en nuestros días. A veces confundimos la libertad con  con el desmadre, y viceversa; la estabilidad con aburrimiento, el criterio debe trabajar. Cada quién sabe lo que quiere, pero es igual importante; saber lo que no se quiere.
Me ronda un pensamiento ya hace unos meses, y lo he espantado la mayoría del tiempo, pero sigue ahí, quizá es la nostalgia de ver a mis amigas con bebés, de ver a mi hija enorme, de ver cómo pasa el tiempo de rápido, quién sabe. Cómo que me dan ganas de quedarme en un sólo lugar. Me duele admitir que las amanecidas en fiestas me son aburridas, que comienzo a preferir una buen silencio acompañado de cafeína, a una noche de ruido con alcohol, y digo que me duele porque son de las cosas que más disfrutaba, dice mi mamá que es la edad; yo digo que quizá es sólo una señal más de mi inestabilidad.

5 comentarios:

Novak dijo...

No madures, porfa; no hasta que nos echemos unos alcoholes juntos algún día.

carlos dijo...

Yo digo que es una señal de que aunque las cosas cambian, nuestra esencia sigue ahí, el que preferimos unas a otras cosas es señal de que estamos en constante cambio, no es algo de lamentar. Un abrazo AdaMadrina.

::aDa_MaDriNa:: dijo...

Hoooo... adorado Novak yo nunca voy a madurar, y no lo haré porque no se que es eso... Acepto tu proposición, la más indecorosa que me han hecho últimamente.

::aDa_MaDriNa:: dijo...

No lo lamento Carlos, tienes razón todo está en constante cambio :)

Alexander Strauffon dijo...

Ésto hace pensar que una charla contigo sería interesante.

Saludos.