jueves, 8 de septiembre de 2016

Tomé mi reino descaradamente frente a ti, sobre ti, frente al espejo a media luz te tomé de súbdito y rey, te tomé despacio y de un trago, supiste dulce por la noche.
Fuimos estrellas, fuimos amanecer, luego había que despertar.