lunes, 10 de junio de 2013

 Recuerdo que fue  novio, luego amante y luego eso; un recuerdo. Si te comparo salgo perdiendo, más que el tiempo la vergüenza. Me quedé con un corazón medio vacío de promesas y todo lleno de traiciones, quise sanarlo y ahora está peor, medio vacío por todo eso y medio harto de amor a medias, de amor opcional, de amor luego de lo más importante; cualquier cosa.  Y creo que voy prefiriendo  vivir de esos recuerdos que no debería ni recordar.

5 comentarios:

Alexander Strauffon dijo...

Por ello es que no hay que hacer de otra persona un mundo, una necesidad, una adoración. Si has de apostar por alguien, que sea por tu propia persona.

::aDa_MaDriNa:: dijo...

Ahora lo sé...

Alexander Strauffon dijo...

Eres más fuerte ahora. Ánimo.

Javier dijo...

Genial poema, porque es un poema realmente, muy musical, el texto tiene su propia melodía y transmite mucho. Me gustó.

::aDa_MaDriNa:: dijo...

Bienvenido Javier :)