jueves, 10 de abril de 2014

Miro tus ojos y me pierdo en su oscuridad, miro tus ojos y no me encuentro en ellos, miro tus ojos y veo unos desconocidos, no los que conocí, no los de antes, no los míos, son otros mirando a otro lado, miro tus ojos y me desconozco. Los miro y me pierdo, tan perdida cómo la primera vez, tan perdida cómo siempre. Tú a mi no, y yo a tí sí.

3 comentarios:

Alexander Strauffon dijo...

¿Pues quién es esa persona que te tiene así, eh? En fin.

¿Qué puedo decir? Recuerdo ese sentir. Pero tarde o temprano se entiende, que no es que debas reducir el valor de otros a cero, pero definitivamente debe estar mucho más arriba el propio.

Alexander Strauffon dijo...

Hello..?

::aDa_MaDriNa:: dijo...

Jajaja soy yo.
Espero que estés muy bien, te dejo un abrazo bien grande :)