domingo, 28 de marzo de 2010

la primera es la vencida...

Desee tantas cosas sin esperar, que terminaron por rebasarme, mis intenciones no bastaron más que mis actos, esos determinaran lo que venga, son tus manos las que tienen el control, después de todo aunque no me manejes me defines, ahora yo soy la que debo ir, tocar el cielo, pertenecer y si quiero reír… lejos. Mientras todos fueron un complemento opcional, tú eres mi necesidad…

3 comentarios:

heey!!!! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier dijo...

solamente se tú misma, nada más!

!ván dijo...

Cómo me gustaría ser ese hombre, "tu necesidad", es un halago que cualquier hombre se sentiría halagado...Un beso preciosa ADA!