martes, 27 de septiembre de 2011

De AdAs_eNcaNtaDAs_


Hasta el más irrevelable de mis complejos conoce, una y otra vez le supliqué que me confesara cómo era eso posible, o acaso ¿lo adivinó?, más de mil fotografías de mí dispersas en sus cosas personales, no sé que tanto me gusta, o me asusta.




4 comentarios:

carlos dijo...

Este relato parece un cuento, de Hadas encantadas y hombres conocedores, mil? con esta basta.

Gabriel Cruz dijo...

Bueno, el tratar a alguien y tener un fuerte vínculo con esa persona, favorece que se le conozca de formas muy profundas, en cierta forma es algo padre ¿no crees? :)

Altamira Víctor dijo...

Tienes flickr?
a dónde subes tus fotos?
:)

Markoo__ dijo...

Las fotos siempre te han hecho favores, no te emociones. Pregúntame si quieres, =P
YA mero voy, ora sí quiero conocer al prometido heee.