viernes, 4 de octubre de 2013

Voy derecho y no me quito. Para cuando él me recordó yo ya estaba muy lejos, más de lo que yo hubiese querido estar. Me dejé llevar por el momento, me dejé llevar por los sonidos, me dejé llevar por su olor, me dejé llevar por su piel, me dejé llevar por el ardor, me dejé llevar por el dolor, me dejé llevar por el amor de otro, me deje venir sin avisar. Y tú no estabas aquí cuando te supliqué, y tu no estabas aquí cuando me perdiste, estabas lejos, nunca supe dónde. Ahora estás atrás... voy derecho y no me quito. Y si regresas...

1 comentario:

Gabriel Cruz dijo...

Debera resignarse u sobrellevar lo que esta visiendo y sintiendo y que a final de cuentas él lo provocó, ya ni qué :-(

Van apapachos Ada